Sierras Subbéticas con la autocaravana

Voy de viaje y llevo conmigo

Libertad total durante tus vacaciones, ¿quién no quiere eso? Ir a donde quieras y cuando quieras. Despertarte con el sonido de los pájaros y luego disfrutar del desayuno mientras contemplas las montañas. Para esta edición fuimos a las Sierras Subbéticas, en el sur de la provincia de Córdoba. Naturaleza, cultura y actividades como siempre, pero esta vez con una aventura extra: salimos con la caravana.

Texto & fotos: Maria Kupers
 Con la colaboración de Antonio Navas Pancorbo & Iberocamper.

 

Lo que empezó como una idea descabellada se hizo realidad a principios de mayo: junto a Antonio, nuestro asesor de ESpecial Life para todo lo que tiene que ver con los Parques Naturales, salgo con una caravana unos días. Esto requiere pensar un poco más en la preparación que pasar la noche en un hotel y comer en restaurantes, pero pronto resulta que vale la pena. Antes de salir, Frank Ooms nos envía algunos videos instructivos sobre cómo usar la caravana para que sepamos exactamente cómo funciona todo. Cuando recogemos la caravana, casi me asusto de lo grande que es, ¡no tengo carnet de conducir para camiones! Frank y Jessica entienden mis preocupaciones, pero dicen que después de diez kilómetros se siente muy normal conducir la enorme autocaravana.
Desempacamos nuestras cosas (ropa, comida, edredón) y nos sorprende la eficiencia del diseño interior de la autocaravana. Un inodoro, ducha, sala de estar, cocina, dos camas individuales y una cama de matrimonio, todo en un espacio de 7 por 3 metros. Aprovecho que Antonio conduce todo tipo de vehículos por su trabajo y le digo que le haré el favor de conducir los primeros kilómetros. Al principio todavía nos adelantan camiones, pero de hecho, después de los primeros diez kilómetros, según Antonio, se siente bien mantenernos en la velocidad máxima.

Sierras Subbéticas

Nuestro destino se encuentra en el sur de la provincia de Córdoba. Visitaremos varios pueblos, pedalearemos y caminaremos una parte de la Vía Verde del Aceite. Como cualquier parque natural de Andalucía, las Sierras Subbéticas también cuentan con su propio Centro de Visitantes. Se encuentra en la carretera entre Cabra y Priego de Córdoba y cuenta con una exposición moderna y sumamente informativa sobre el parque natural. Las Sierras Subbéticas de 32.000 hectáreas fueron incorporadas a la lista de Geoparques de la UNESCO en 2006. Eso significa que el área contiene elementos importantes de geología, arqueología, rareza y belleza.
En el campo que rodea la zona montañosa hay olivares, almendros y campos de trigo. En las propias montañas se puede hacer rappel, escalada en roca, puenting y rafting. Esta vez optamos por actividades algo más tranquilos y elegimos la ruta de senderismo del Río Bailón (hay varias versiones en wikiloc). Esa ruta pasa por un río y cuando ha llovido mucho se podrá ver varias cascadas. Desafortunadamente, este último no fue el caso, pero eso no hizo que la caminata fuera menos hermosa. Antes de entrar al área alrededor del río, debe solicitar permiso al Centro de Visitantes. Como estábamos allí de todos modos, lo pedimos para el día siguiente y lo obtuvimos sin ningún problema. Este permiso vale tanto para el punto de partida en Zuheros como el de Cabra.

Rio Bailón
Rio Bailón
Centro de visitantes Sierras Subbéticas
Centro de visitantes Sierras Subbéticas

De prueba del aceite en el sartén

La ventaja de una caravana es que tú decides cuándo y dónde comer. Desde el Centro de Visitantes nos dirigimos al Santuario de la Virgen de la Sierra. Antes de visitar la capilla, decidimos preparar nuestro almuerzo. Instalamos nuestras sillas plegables en un área plana llena de flores silvestres y ponemos manos a la obra. A medida que echamos el aceite en las sartenes, notamos que se desliza hacia un lado. Así que no estamos completamente en terreno llano… damos más vueltas a la tortilla y el solomillo en la sartén y sale igual de sabroso.
La ermita de la Virgen de la Sierra fue construida en el siglo XIII después, según la leyenda, la Virgen María apareció a un pastor allí en una cueva. En el siglo XVIII, la capilla se convirtió en una pequeña iglesia con la estatua de la Virgen. En 2007 se restauró todo el edificio y también se cuidó el entorno, hay una pequeña tienda, un restaurante, varios miradores y hay baños para los numerosos visitantes. Durante todo el año hay procesiones de cofradías de toda Andalucía que rinden homenaje a la Virgen. A las 4 de la tarde del 4 de septiembre, los creyentes de Cabra (a 15 kilómetros) llevan la estatua a pie desde la montaña hasta la Iglesia de la Asunción y Ángeles. Permanece allí durante un mes para que todos los habitantes del pueblo puedan visitar al santo patrón.

 

Puente más antiguo

En el Centro de Visitantes recibimos una pila de folletos y vimos que hay un puente de la época del califato cerca. Como ya nos hemos topado con carteles con «Ruta del Califato» por todas partes, opinamos que este trozo de historia no debe faltar en nuestro viaje. En el mapa vemos que está cerca de Carcabuey, por lo que confiamos en que lo encontraremos con el conocido cartel rosa con el nombre del monumento. La suerte nos acompaña, al comienzo de la ruta a pie hay un amplio estacionamiento con árboles altos. Con un sol abrasador, caminamos los 1,3 kilómetros entre olivos, trozos de río y huertas hasta el puente. Parece estar en construcción. Lástima para la foto, pero bueno para conservar este pequeño puente de arco del siglo X. De todos modos notamos en todas partes que se ha restaurado mucho en los últimos años, la rica historia de Andalucía no se perderá.
Afortunadamente, este gusto de restaurar no se está exagerado. En los castillos de Carcabuey y Zuheros, por ejemplo, solo se renovaron aquellas partes que realmente estaban a punto de derrumbarse. Así te puedes hacer una buena idea de cómo debió verse en el pasado, sin que pareciera falso.

Un lugar para dormir con miles de estrellas

Un lugar para dormir con miles de estrellas
Después de una cerveza refrescante en la plaza del pueblo de Carcabuey buscamos un lugar para pasar la noche. Sabemos que hay varios lugares en el área que están especialmente diseñados para las caravanas, pero no es lo que realmente queremos entonces buscamos en Google Maps un ‘área recreativa’. Cuando llegamos allí, ya hay una autocaravana con matrícula británica, cuyo propietario está muy entusiasmado por saludarnos. Nos miramos y decimos simultáneamente «al Santuario». Conducimos de regreso a la montaña de la Virgen de la Sierra y con una vista del valle y las montañas a lo lejos disfrutamos de nuestra cena.

Se necesita un poco de ajuste y medición para tener todo listo para la noche, porque cuando se baja la cama delantera, queda más o menos un metro cuadrado para poder ir al baño, pero ya no se puede salir. Corrimos las cortinas alrededor de las camas y cae el silencio. Los colchones son maravillosos, el único inconveniente menor es que la caravana se tambalea un poco cuando alguien se da la vuelta. Las cortinas enrollables bloquean la luz tan bien que no nos despertamos hasta alrededor de las ocho, cuando el sol lleva ya un rato brillando sobre la llanura donde estamos parados.

 

Ciclismo por la Vía Verde

La Vía Verde del Aceite es una antigua línea de tren de 128 kilómetros entre la ciudad de Jaén y Puente Genil. En 1893 se construyó el ferrocarril para transportar los productos de la minería de la zona de Linares (provincia de Jaén) hasta los puertos de Málaga y Algeciras. Dado que el aceite de oliva también se transportaba en grandes vagones cisterna, la línea recibió el sobrenombre de «Tren del Aceite». El objetivo del proyecto era garantizar la prosperidad económica en el interior, pero al final nunca tuvo éxito. En 1941, el gobierno se hizo cargo del trayecto y la transfirió a la recién creada empresa ferroviaria RENFE. Cuando un tren descarriló cerca de Alcaudete en 1984, se decidió dejar de invertir en reparaciones y se suspendió la línea entera. Como muchas otras rutas de tren antiguas, la Vía Verde del Aceite se ha transformado en una ruta donde se puede andar en bicicleta y caminar. En el camino pasarás por varias estaciones donde podrás pasar la noche, también en autocaravana, y tomar algo para comer o beber.

Llevamos bicicletas, así que decidimos aparcar en la estación de Luque para ir de allí a Zuheros. Pasamos por al antiguo trayecto, con vistas al campo y las montañas de las Sierras Subbéticas. El camino está bien mantenido y nos cruzamos con varios grupos de ciclistas y caminantes. La estación de Zuheros se encuentra al pie de la montaña sobre la que se ha construido el pueblo. Para llegar hay que salir de la Vía Verde y subir bastante. Decidimos regresar y luego tomar la autocaravana hasta el pueblo.

Planificación requirida

Debido a que a los dos nos ha pasado con nuestros propios coches que nos hemos quedado más o menos atascados en calles estrechas, conducir hasta el centro con una caravana sería realmente estúpido. En Google Maps buscamos un lugar donde tengamos suficiente espacio para estacionar, preferimos caminar un poco más que quedarnos atascados en algún lugar.
Definitivamente vale la pena visitar Zuheros. A la entrada del pueblo hay un gran cartel que lo reconoce como uno de los pueblos más bonitos de España y estamos de acuerdo con ese reconocimiento. Calles estrechas, un castillo impresionante en la punta de la roca, flores por casi todas partes y todo muy limpio. No hay muchas terrazas y en ningún lugar se indica nada en inglés, un auténtico pueblo andaluz que no está invadido por turistas. Nos hubiera gustado visitar la cercana Cueva de los Murciélagos pero hay que hacer una reserva para eso, no lo habíamos incluido en la planificación. Aunque el nombre sugiere que solo verás murciélagos, esta cueva más grande de la provincia de Córdoba es más conocida por los murales de la Edad de Piedra y los restos de un esqueleto de 4.745 años que se encontraron en el siglo pasado.

Arbol del amor

España es el segundo productor de almendras del mundo y parte de esas almendras proceden de las Sierras Subbéticas. Los escritos muestran que los almendros ya existían en España en el siglo VII a.C., fueron los romanos y los árabes los que empezaron a cultivar almendras a mayor escala. Debido a que el almendro es el primer árbol en florecer, la flor se ve como un signo de un nuevo comienzo, luz, fertilidad y amor. Por lo tanto, en algunos países, todavía se arrojan almendras a las parejas de novios o los invitados a la boda reciben una bolsa de almendras confitadas en casa.
En la pedanía de Zamoranos, cerca de Priego de Córdoba, se encuentra el Museo de la Almendra de la empresa familiar Morales. Han estado cultivando, procesando y exportando almendras desde 1910 y en la sala de exhibición te haces una buena idea de cómo se hizo esto en el pasado. Todas las máquinas antiguas han sido completamente renovadas para que parezcan un poco resbaladizas, pero el amor por la profesión es obvio. Además, también puede ver los muchos tipos de almendras que están disponibles y, por supuesto, puede comprar algunos recuerdos deliciosos para llevar a casa.

Priego de Córdoba

Llevo años escuchando historias entusiastas sobre Priego de Córdoba, así que definitivamente deberíamos ir allí. El casco antiguo de la ciudad está lleno de monumentos, en su mayoría de estilo barroco (siglo XVII) y Priego es bastante único en eso. Puede visitar las numerosas iglesias y museos y, por supuesto, el castillo de la época de los árabes. Las estrechas calles que conducen a coloridas plazas con fuentes invitan a dar un relajante paseo con descansos regulares en una de las muchas terrazas.

 

Libertad sobre ruedas

Mientras empezamos el regreso a Málaga por el enorme embalse de Iznájar, llegamos a la conclusión de que nos gustaría seguir para pasar el fin de semana en la playa de Cádiz. Y ya que estamos, luego también pasar unos días en Doñana. Resumiendo: disfrutamos mucho de esta aventura.
Es muy agradable decidir por ti mismo dónde pasar la noche, oficialmente no está permitido en cualquier lugar, pero esta vez hemos ignorado las reglas. Sin embargo, encontrar un lugar adecuado no siempre es fácil, ya que no se puede llegar a los lugares más bellos de la naturaleza con una caravana. Pero con Google Maps y algo de tiempo para explorar la zona, siempre se encuentra algo. Lo mismo ocurre con un lugar para cocinar, hay varias áreas recreativas a lo largo de la carretera y areas para autocaravanas donde se puede ir.

Eten waar je wilt
Parar y comer donde quieras

En la aplicación park4night encontrarás toda la información de gente que también viaja en caravana sobre los lugares para estacionar, pasar la noche, repostar agua y descargar el agua sucia y el inodoro químico. La caravana en sí es extremadamente cómoda y, después de que te acostumbras, también es fácil de llevar. Cuando luego me pongo al volante de mi propio coche, lo encuentro muy pequeño y muy bajo en la carretera. Se acabaron las vacaciones, pero como tan bien dicen los españoles: “nadie me quita lo bailado”.
Mas información:
www.iberocamper.com
www.turismozuheros.es
www.turismodelasubbetica.es 
www.almendrasfmorales.com
www.park4night.com

Este artículo es de junio 2021 del ESpecial Life Magazine. www.especial-life.com

Consejo de compra de Iberocamper El mejor aceite de oliva de España proviene de esta zona. ¡Y posiblemente es el mejor aceite del mundo!

Puedes comprar aceite en la tienda de la coopeerativa Almazaras la Subbetica que se encuentra en la carretera de Carcabuey o en Aceite Aroden Hispania que vende nuestro aceite favorito el Extra Virgen Cladivm.

 

Para una experiencia de usuario óptima y con fines de marketing, este sitio web utiliza cookies. Nuestra política de cookies