Resumen de viaje del 17 de mayo al 26 de mayo

A nuestra llegada al aeropuerto de la Costa del Sol en Málaga, una llamada por telefono fue suficiente para que Frank apareciera.

Después de unos minutos apareció la autocaravana, casi nueva. Desde el aeropuerto, Frank nos llevó a un centro comercial, donde pudimos hacer la compras antes de la hora de cierre.

Mientras tanto, Frank dio una explicación sobre el funcionamiento de la autocaravana. Nada se dejó al azar y se explico en detalle. Qué paciencia tiene ese hombre …

Luego de la explicación fue hacia el paseo maritimo de Bajondillo, Torremolinos. En el parking, algunas copas tomadas para finalmente conciliar el sueño bajo el sonido de las olas.

Al día siguiente, levantarse es una verdadera experiencia. Desde la autocaravana en pantalones cortos y descalzos directamente disfrutar del sol.

Después del ritual de la mañana, en el otro lado de la calle, un delicioso cortado, zumo de naranja y pan tostado jamón y queso para el desayuno.

No hace falta decir que los puestos, las tiendas y las terrazas teníamos que visitar en la ciudad.

Satisfecho con pasear, descansabamos en las hamacas en la playa. Disfrutamos de la cocina española temprano en la noche para despues continuar el viaje. Por la noche sobre las 23:00 fuimos amablemente recibidos por la guarda del camping ‘El Sur’ en Ronda. Nos acompaño a nuestro lugar y nos ayudo a estacionar entre los olivos.

Después de una noche de sueño, despertar y el ritual, la barra de pan fresca recogimos en la misma recepción y pasamos gran parte del día en la piscina. A última hora de la tarde hacia el pueblo de Ronda, para hacer una ruta cultural en el centro histórico.

Despues, continuamos el viaje hacie Villamartin para visitar a viejos conocidos de nosotros del mundo de los caballos. Desde la Hacienda ‘Buena Suerte’ se preparaban la ‘Equitana’, un espectáculo ecuestre anual que atrae gente de todo Europa. Preciosos caballos y llegamos a conocer a gente encantadora. Estuvimos una noche en VillaMartin.

El sábado por la mañana, el viaje fue a Sevilla, donde encontraríamos una area para autocaravanas indicado por la navegación. Bueno, el área de camping de Autocaravanas de Sevilla en la Avenida García Morato no era más que un área abierta donde la autocaravana estaría a pleno sol. Nos saltamos esta opción y unos kilómetros más tarde entramos en el Camping Villson en el pueblo de Dos Hermanas. Un gran camping. Lamentablemente mal organizado y un recepcionista deberia beber al menos 2 litros de vinagre todos los días. ¡Qué cosa tan desagradable!

El domingo por la mañana, el ritual, el desayuno y las bicicletas preparadas para ir a Sevilla.
Un sendero para bicicletas «verde» con hermosos paisajes te lleva a través de las bonitas avenidas y edificios históricos al centro. Una experiencia!

En la ciudad, nos sorprendió la actuación de un grupo flamenco con música y bailes de  sevillanas. Además en el centro de Sevilla, el sonido de musica fue reemplazado por el sonido de las cámaras de cientos de visitantes chinos. En resumen, fue decepcionantemente y el centro estaba vacio. Solo algunos cafés y tiendas de souvenirs estaban abiertos. También en el barrio  de Triana no había nadie en la calle. Me encanta la música española porque tenemos de 5 CD’s de Sevillanas de Oro. ¡Qué decepción! Pero … el sol, las cervezas y la deliciosa cocina española lo compensaban.

El lunes por la mañana, el viaje continuó a la ciudad del Puerto de Santa María. Una bonita ciudad portuaria con un gran camping. ‘Playa Las Dunas’ ahi nos permitieron encontrar un lugar bajo los árboles en la sombra. Con playas de arena blanca donde desafortunadamente el fuerte viento no impedia estar ahi. Una ciudad histórica, acogedora con un mercado semanal y pintorescos callejones. Pasamos dos días soleados y agradables.

Entonces poquito a poco iba a llegar la hora de la devolucion. Así que elegimos Fuengirola para los últimos 2 días. Antes visitamos La Cañada Parque Comercial en Marbella, donde compramos algunas cosas. A partir de ahí, nos dirigimos a Fuengirola y han aparcamos la autocaravana en el paseo maritimo y el resto del día disfrutando del sol, bebidas, hamacas, el mar y la cocina española. Dormímos en el camping y al día siguiente otra vez en la playa.

A las 8 de la tarde, Frank vino a buscar la autocaravana en el Holiday Inn Express Malaga Airport Hotel. Después de verificar si todo estaba bien, limpio y ordenado, se rellenaron los papeles y tuvimos que despedirnos de la autocaravana.

En el hotel todavía disfrutamos de la cocina y nos acostamos temprano, porque la alarma fue a las 4:30 a.m. Un cafe a las 5 en punto
y algunas magdalenas para el camino. Después de un viaje en taxi de 2 minutos llegamos al aeropuerto. Saludos España. Hasta pronto.

Familia van der Kallen – 25 de junio de 2017

Para una experiencia de usuario óptima y con fines de marketing, este sitio web utiliza cookies. Nuestra política de cookies